La Oportunidad de la Izquierda. Capítulo 1: Izquierda Unida.

Comenzamos una serie de artículos sobre las principales fuerzas de la izquierda que se presentan a las elecciones europeas del próximo mes de mayo. Hoy nos centramos en  Izquierda Unida (IU). La próxima semana nuestro objeto de análisis será EQUO, partido ecologista y eco-socialista.

Alejandro Vázquez Lorenzo, @alexvazlor.

En este artículo nos fijamos como objeto de nuestro análisis a la formación política Izquierda Unida (IU). Esta organización está ante su gran oportunidad. Este es su momento.

¿Por qué es su momento? Pues en primer lugar porque el Partido Socialista Obrero Español está perdido, aparece retratado como una organización sin mensaje y sin líder.

En segundo lugar el Partido Popular está sufriendo los costes de gobernar a un país empobrecido, movilizado por la izquierda y roto por la derecha ya que, como todos sabéis, ha surgido hace apenas unos meses un nuevo partido político perteneciente a la derecha ideológica liderado por Ortega Lara. Este partido cuenta con un discurso centralista al modo de Unión Progreso y Democracia (UPyD), pero con la salvedad de que, a diferencia de UPyD, económicamente son liberales. Están situados a la derecha del PP. Será relevante conocer cómo repercute electoralmente en los populares.

Así pues todo está predispuesto para que la organización eurocomunista lidere el cambio político y social de nuestro país. Dicen estar preparados para ello. Así lo están haciendo en la Junta de Andalucía con algunas medidas como la ley de desahucios elaborada por la Consejera de Vivienda, con su proyecto de banca pública aún por materializar en propuesta gubernamental, entre otras medidas que se están llevando a cabo gracias a sus dos consejerías incluida la Vicepresidencia de Diego Valderas, anterior coordinador de IU Andalucía, de una Junta más de izquierdas que nunca comandada por Susana Díaz que ha sucedido a Griñán al mando de la Presidencia de la máxima institución andaluza (Partido Socialista Obrero Español, PSOE).

Ahora, nos centramos en contestar a la pregunta que os haréis al leer el título de este artículo: ¿por qué IU está ante su oportunidad como la mayor organización de izquierdas a la izquierda del PSOE? Para responder a esto he de echar mano de las encuestas publicadas por diferentes medios de comunicación y del CIS (Centro de Investigaciones Sociológicas) desde el año 2008 le adivinan un crecimiento exponencial a la formación política de izquierdas, pero es que en estas elecciones se presentará en coalición con otras formaciones situadas a la izquierda del PSOE, de tendencia nacionalista y federalista. Las organizaciones políticas, confirmadas a día de hoy, que formarán cartel con el partido liderado por Cayo Lara son: Iniciàtiva per Catalunya-Verds (ICV) y A Nova Irmandade Nacionalista de Galicia (ANOVA) liderada por el gran líder de la izquierda nacionalista gallega, Xosé Manuel Beiras. Aunque presumiblemente también la Chunta Aragonesista (CHA) formará parte de esta candidatura unitaria de izquierdas, pese a que sean sucedido rumores que la sitúan cerca de la candidatura de izquierdas protagonizada por ecosocialistas y nacionalista de Compromís-EQUO.

A la coalición comandada por Izquierda Unida se le augura un buen resultado, pero probablemente los datos tras el recuento de votos serán mejores todavía. Así lo creo porque las altas cifras de votantes indecisos; al considerar que esta cita ante las urnas no es tan importante para España como si fueran Generales o Autonómicas, mayoritariamente votarán a fuerzas políticas de menor índole a modo de castigo al Partido Popular (el partido mayoritario en España y en la mayor parte de las Comunidades Autónomas) y al Partido Socialista Obrero Español (fuerza política que aún no se ha recuperado del K.O. que ha supuesto los últimos resultados en las Generales de hace año y medio).

De este modo cabe preguntarse ¿por qué no van las fuerzas minoritarias de la izquierda a superar en votos al PSOE, si estas suman sus votos? Este debe ser el objetivo de estas formaciones, más allá de los apoyos de unas u otras coaliciones electorales.

¿Por qué no somos realistas? Si la mayor parte de la ciudadanía está harta de los grandes partidos, incluso cabría plantear que una coalición de izquierdas liderada por IU se acercara en porcentaje electoral al PSOE.

Para hacer esto posible sólo hace falta ilusión y que la gente se lo crea. Las fuerzas políticas que se fijen éste como su objetivo, en primer lugar, han de comunicar optimismo, fuerza y creerse ellos mismos que es posible. Más que nada porque si no lo hacen posible, deben irse.

Esta coalición no será la única por la izquerda, tal y como comentábamos anteriormente, fuera de esta candidatura quedarán la coalición que está integrada por la formación nacionalista-verde Compromís de la Comunidad Valenciana y la fuerza eco-socialista Equo, organización creada hace apenas un par de años, encabezada por Juan López de Uralde, anterior responsable de Greenpeace España.

Estas fuerzas han hecho oídos sordos al llamamiento de Izquierda Unida para formar una gran coalición de izquierdas. Nunca se sabrá si la decisión ha sido acertada o se ha perdido una gran oportunidad para unir a las organizaciones a  la izquierda del PSOE y así derrotarles o acercarse a ello para así marcar tendencia y por qué no aspirar a gobernar España, tras la celebración delas próximas elecciones generales.

Muchos añoran esos años de unión de la izquierda en la II República. En mi opinión no importa quién salga ganador de esta lucha electoral. Sólo serán destacables dos aspectos: 1. saber si se confirma la caída de los partidos mayoritarios, los partidos del régimen PP y PSOE y 2. Saber si las organizaciones minoritarias de izquierdas superan o se acercan al PSOE.

Espero que así sea y que los ciudadanos castiguen a las principales fuerzas políticas que han traído a esta situación a España. Es lo justo. ¡Qué paguen la crisis! Eso sí, su pago será a través de los resultados electorales, no de sus pensiones, jubilaciones, viviendas. Ellos nunca sentirán miedo, desamparo y no tendrán que irse a buscarse la vida. Sólo perderán unas elecciones, ¡menudo coste!

Etiquetado , , , , ,

La Historia Se Complica.

Ya se ha anunciado la convocatoria del referéndum soberanista catalán.

Alejandro Vázquez, @alexvazlor.

¡Por fin! Ya se han anunciado las dos preguntas que se han de enunciar en  el referéndum sobre la independencia de Catalunya que tendrá lugar, supuestamente, el 9 de Noviembre del próximo año. Cabe destacar que se ha hecho efectivo su anuncio, pero nadie sabe si tendrá lugar esta consulta. El objetivo de este artículo es intentar dar respuesta a esta cuestión desde un punto de vista legal-constitucional y socio-político.

Las preguntas  anunciadas para la consulta son como mínimo curiosas. Por no decir que son un auténtico fraude al espíritu del movimiento social a favor del derecho a decidir que ha fructificado en la posición política mayoritaria en el Parlament de Catalunya. La pregunta que tenía que efectuarse parecía clara, pero no debía estarlo a la vista de las que han sido elegidas por los promotores del referéndum soberanista: ¿Quieres que Catalunya sea un Estado? y en caso de votar afirmativamente a la anterior: ¿quieres que Catalunya sea un Estado independiente? Así pues, si la respuesta a las dos es no ese voto sería voto nulo, vamos que las preguntas son encadenadas, si se contesta no a la primera, no se podrá contestar la segunda. Hasta aquí todo bien.

Pero si nos adentramos en el análisis de las cuestiones, nadie entiende estas preguntas. En primer término, ¿cómo un Estado puede serlo sino es independiente con la vigente Constitución? Me explico: ¿Cómo Catalunya podría ser un Estado no independiente de España? No podría a no ser que España fuera una federación de Estados, cosa que no es. En síntesis, Catalunya sería un Estado, dentro de un Estado que es España. Es un absurdo. Lo bueno, porque hay que buscar el lado bueno de todo, es que esta consulta permite el diferencial entre el a la primera cuestión y el a la segunda. Abriéndose de este modo la posibilidad de reformar la Constitución para adaptar la nueva realidad de Catalunya; posibilitando la conversión de España en un Estado federal. En definitiva, este referéndum será un engaño a la sociedad catalana, un atajo de las éltites políticas (directoras del proceso) para colapsarlo, hacerlo inviable y por último traicionar la voluntad mayoritaria del pueblo catalán.

Me centro en lo que nos preguntamos todos: ¿se celebrará la consulta pese a  la ilegalidad de la misma? Cabe la posibilidad de que se celebre pese a su ilegalidad, lo que sería sin duda una forma más de presionar al Gobierno español si, tal y como indican los estudios sociológicos efectuados, el a la independencia en la consulta es mayoritario. Pese a que todo parece indicar que la diferencia entre el y el no en la segunda cuestión será menor que en la predecesora. Estaríamos pues ante una sociedad polarizada en torno a este debate.

La cuestión importante no tenida en cuenta, hasta este punto, es que la alternativa a no realizarlo posibilitaría varios escenarios de mayor tensión. Día a día la situación se complica, tanto es así que, hace unas semanas Josep Antoni Durán i Lleida (cabeza de lista en el Congreso de los Diputados de CIU), le espetó al presidente Rajoy que no se sorprendiera si el Parlament catalán aprobaba una declaración unilateral de independencia. Otra posibilidad también manifestada recientemente por Duran i Lleida consiste en la convocatoria de elecciones anticipadas en Catalunya. Lo que nos llevaría a un escenario en el cual se podría dar una gran coalición de fuerzas pro consulta y otra que rechazase la consulta; un escenario de polarización muy acentuada en la sociedad catalana. Por tanto, quizá la mejor opción es que España permita la celebración del referéndum aunque sea ilegal, y tras la consulta, teniendo en cuenta los resultados se negocie con la Generalitat de Catalunya la salida más sencilla a esta cuestión crítica para nuestro país.

Etiquetado , , ,

¿Qué os parece Politologueando?

¡Hagamos política!

Tenemos que cambiar nuestra forma de vivir la política.

Alejandro Vázquez. En Twitter: @alexvazlor.

“Este país sois vosotros”.  Esta frase la pronunció el politólogo y profesor de la Universidad Complutense de Madrid, Pablo Iglesias, en uno de sus monólogos al frente del programa Fort Apache de Hispan tv. He decidido empezar con una cita del profesor Iglesias porque esta reflexión ha motivado este artículo.

Si aceptamos la máxima “somos el país”, primero tendremos que cambiar nosotros para cambiar el país. Para hacerlo hay pequeñas cosas que hay que dejar atrás: No podemos seguir conformándonos sólo con depositar nuestro voto en las elecciones, tenemos que reclamar un cambio en nuestro sistema político y de esta forma participar en la toma de decisiones más activamente; cambiando nuestra forma de entender la política. En síntesis, tenemos que tomar el mando de la situación, es nuestro deber. Solemos decir que nosotros no tenemos responsabilidad en la crisis, las decisiones las tomaron los políticos por nosotros. Pero, ¿quién les dio el poder para tomar esas decisiones?

Tampoco podemos dejarnos llevar durante más tiempo por esta “casta política” que nos gobierna. Ellos tienen sus propios intereses, contrapuestos a los de la gente normal. No sigamos su camino, tomemos el mando de nuestra vida, involucrémonos en política, hagámonos responsables de la situación.

Si hacemos un análisis profundo, nos daremos cuenta de que el plan les está saliendo a la perfección. Nos han hecho aborrecer la política y todo lo que tenga que ver con ella, creer que todos los políticos son iguales, que la corrupción es sólo una cuestión de honradez personal. ¿O es que veis a los políticos preocupados por sus vergonzantes evaluaciones como líderes políticos en las encuestas del CIS? Porque yo no. Está claro, les da igual. Ellos sustentan el poder y si todos son iguales, pues mejor. Les conviene que creamos que no hay opción: estás con ellos o contra ellos. Se erigen en adalides de la democracia y la libertad. ¡Tiene narices el asunto! En realidad, están consiguiendo lo que quieren; que nos hartemos de la política, que rechacemos hacer política y les dejemos hacer. No podemos seguir así.

Para cambiar tenemos que aunar fuerzas y construir un discurso común y presionar por un cambio en las políticas. El discurso ha de poner a las personas por delante de la prima de riesgo, del déficit y de sus monsergas diarias, como es lógico.  Por eso hay que seguir luchando por un futuro digno. No nos resignemos a aguantar el chaparrón. ¡Hagamos política! Nosotros somos este país.

¿Cuál es el debate?

No hay debate. Y si lo hay, no es ése.

Image

Alejandro Vázquez, en Twitter: @alexvalor.

No entiendo el debate en torno a la sentencia del Tribunal de Estrasburgo, lo prometo.  En esta cuestión estoy descolocado.

Tras la sentencia me he puesto a leer periódicos. Cuántas más páginas y más páginas leía, más me reafirmaba.  No sé de qué hablan… De verdad, pasaron ya unas cuantas semanas y sigo sin saber de qué hablaba la prensa española.

La cuestión no es que los presos de ETA, violadores, traficantes salgan de la cárcel. La cuestión es la Doctrina Parot y la sentencia del mencionado Tribunal de los Derechos Humanos de Estrasburgo por si alguno no se había dado cuenta. Permitidme que sea mal pensado. ¿No será que preferían no hablar de esta cuestión y escribir acerca de ETA, de asesinos, de la indefensión de las víctimas y de estas cuestiones que son siempre más leídas y jaleadas que los análisis certeros, profundos y ecuánimes?

El tribunal sólo ha juzgado la sentencia y ha dicho que la Doctrina Parot vulnera los derechos humanos. Y no tiene relevancia si los “juzgados” bajo esta doctrina mataron a dos o 1.000 personas. Está claro que las víctimas tienen sus derechos, pero los culpables también.

Es triste que el día en el que se publicó la sentencia tuviera que recurrir a leer el Diario Gara, puesto que fue el único medio (de los muchos que leí) que se centraba en “informar”, para que como lector uno pudiera entender algo.

No se puede tolerar en pleno siglo de la información que cueste tanto encontrar una información sobre la sentencia.  Sólo se ha opinado acerca de la sentencia y de su injusticia. Se ha escrito mucho, pero poco acerca de la cuestión de fondo: la Doctrina Parot y su nulo ajustamiento a los derechos humanos. ¿Por qué? Este es el único debate que me suscita la sentencia.

Valoraciones divergentes de la sentencia del Tribunal de Estrasburgo sobre la Doctrina Parot.

EH Bildu: http://www.youtube.com/watch?v=A6L6inie55w  

 Ignacio González, Presidente de la Comunidad de Madrid (PP): http://www.youtube.com/watch?v=BcAO93XmXnQ

Etiquetado , , , ,

Arrancamos!

Bienvenidos a la crítica política y a la reflexión socio-política. Eso sí, desde un punto de vista subjetivo y como diría un antigüo profesor: “con las gafas de politólogo”.

Espero que este blog os pueda aportar un punto de vista diferente; al de los otros blogs, programas de radio, televisión y medios de comunicación en general, dedicados a este tipo de información.

Todos los martes a partir de las 23:00 p.m. podréis encontrar en este blog mis reflexiones, en forma de artículo de opinión, acerca de algún de actualidad política. Seguramente no siempre será un tema de máxima actualidad, pero sí de vuestro interés. Ya sabéis toda crítica constructiva es más que bien recibida.

Nos encontramos en este blog, todos los martes. #Politologueando #politologuear

Alejandro Vázquez, en Twitter @alexvazlor.